martes, 24 de mayo de 2011

Las energías vitales del cuerpo...



Como ya hemos mencionado antes, hace más de 5.000 años, en el Himalaya, este conocimiento fue transmitido a los monjes que allí meditaban a modo de un gran congreso de científicos de todas las ciencias y conocimientos  naciendo así  un sistema médico holístico para prevenir y curar las enfermedades de la humanidad.
Dado que el Ayurveda establece una fuerte conexión entre la mente y el cuerpo, se extrae una gran cantidad de información relacionada con este enlace.
El Ayurveda es el primer sistema holístico que estudia el cuerpo, la mente y las emociones de la persona para diagnosticar las enfermedades, tratando los factores que las causan y no sólo los síntomas de las mismas, utilizando medicinas totalmente naturales. La clave para comprender la medicina Ayurvédica es entender que cada uno de nosotros nace con una constitución física única y determinada por los tres doshas o energías vitales del cuerpo, que cuando están en desarmonía o desbalaceados provocan: gas o aire en Vata; bilis en Pitta, y mucus o flema en Kapha, y cómo se relaciona su constitución con estos doshas que hacen posible las funciones del cuerpo: Vata = es la expresión de la fuerza del movimiento, Pitta = metabolismo, es la expresión de la fuerza de la transformación, Kapha = masa corporal, es la expresión de la estabilidad. Los doshas de cada persona estarán determinados por la estructura física, los caracteres físicos, las funciones fisiológicas, los aspectos psicológicos y el estilo de vida. Más adelante desarrollaremos mejor el tema.
Doshas equilibrados es la mejor defensa contra cualquier enfermedad. Si funcionan bien, las enfermedades no nos afectarán, pero cuando el cuerpo se desequilibra puede caer enfermo. Para mantener el equilibrio de los doshas y prevenir las enfermedades, la medicina Ayurvédica recomienda una dieta equilibrada, ejercicio moderado, trabajo sin estrés y una vida armoniosa y felíz…